martes, 26 de octubre de 2010

sólo en tierra

Hoy soy esto. Estiro el cuerpo; reconozco cada uno de los movimientos entrecortados; me trepo al tallo azul y subo, hasta llegar a alcanzar el techo negro de hollín diseminado por el tiempo muerto.
Estudio en equilibrio a todos los que me observan desde abajo... son ojos pandos, son ojos cristalizados por el espanto, son pedazos de una gran bandada de alas ciegas por el solariego del mediodía...
Y yo
soy este par de manos vacías, traidas al ras del surco de tu boca roja, convexa por la tristeza.

Pierdo la fuerza y caigo, acompasada por los gritos vanos de victoria.
Estiro el cuerpo, pero esta vez para rendirme a tu costado. "Puede que te tome por entre las ansiedades...". Me desconocés, y lidiás con mi forma extraña de acunarte contra mí.

Nada de esto se comprende entre los otros.

Nada más que el remiendo que crece pausadamente sobre el suelo marcado por sus talones...

14 comentarios:

  1. Estoy vulnerable por el pollo que tengo en el horno, sumado al hambre que porto después de un día laboral bien complicadito. Así que, a lo que pueda llegar a decir, tenés que hacerle las restas correspondientes.
    Bueh.
    Honestamente, no sé qué decirte. Trato de imaginar la escena, aquello que no decís y que yo supongo. El cuadro no cierra, como es tu costumbre. Eso es tan complicado de lograr... No le das al lector, lo pones donde hay y que se las arregle solo.
    Disfruto mucho leerte. Saboreo cada palabra y, debo confesar que tus textos son una cosa cuando uno los lee en voz baja, y son otra totalmente distinta cuando uno los lee a los cuatro vientos. (Acabo de leerle, de hecho, "sólo en tierra" a mi perro, que se niega bajarse de la cama, y me miró como si se tratara de algo que quisiera, verdaderamente, entender, mientras se acomodaba más y más).
    Me desesperás!!!! (En el buen sentido, por supuesto).
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Leo, no sabés lo bien y lo rico que me sabe siempre todo lo que podés llegar a desentreverar de estas cosas raras que salen de mí. Me hacen construirme de a poco. Estoy hecha de partes que funcionan desencontradas, y todo lo que leo cada vez que te encuentro dando vueltas por acá son la clave, diría, para cerrar y unir ideas sueltas -lo cual me hace enteramente bien.

    Me ha pasado varias veces lo que te pasó con tu perro, jaja, no sé por qué, el texto se las da de bandolero, le creen pies y manos y se va a asustar por ahí,jaja :)
    Gracias de verdad. Tengo las mejillas carmín :)
    Un abrazo bieeeen graaaande Leo!!!!
    Una alegría saberte

    ResponderEliminar
  3. Para qué voy a postear mi comentario respecto a este texto si ya Leo lo ha posteado (en gran medida) por mí?

    Este me remite, no sé porqué, a uno que yo escribí, algún día lo cuelgo en mi blog, y te invito a que lo leas a ver si le consigues la afinidad.

    Verás, muchacha, que ando con el tiempo holgado, con ganas de compartir muchas cosas, la verdad es que no es mi conducta habitual, suelo ser muy cerrada, más con personas que no conozco, toda esta cháchara para decirte que me he metido a escuchar la música de un blog que tienes, un grupo llamado "despierta tu magia y compártela", me ha gustado, hasta me he escrito un texto escuchando su música. Como veo que te gusta la música te paso este link de unos amigos, su música parece el soundtrack de lo que escribes, cuando lo leas me darás la razón, escucha un tema que se llama: "Con las manos llenas de fuego", está muy bueno.

    Acá el link: http://www.myspace.com/tanfrioelverano

    Saludo!!!

    ResponderEliminar
  4. Su!! Acabo de leer tu texto "Desfragmentos y otros pedazos de un todo - árbol de copa" y es cierto que se halla una similitud por entre medio.

    Escuché un poco la música de Tan frío el verano. Fue raro saber que mis textos podían a llegar a combinarse con ese tipo de músicas. Fue raro y enriquecedor. Está bueno porque uno comienza a descubrir qué provocan y suscitan los textos en los demás. Genial aporte, mil gracias por pasarme la página. Mientras los escuchaba me sentía como en otra galaxia, jaja.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. El motivo por el que asocio la música a lo que leo es porque, además de ser un lenguaje universal, si viniera un visitante de otra galaxia seguramente podríamos explicarle de qué va nuestro mundo con una canción, pero para leer tendrían la limitación del idioma. Por eso es que se me hace más fácil decir lo que imagino cuando te leo con una canción que con mis propias palabras. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hola,bello blog, preciosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buena tarde, besos

    ResponderEliminar
  7. Jesuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!! De tanto esperar tus post se pegan los fideos de mi olla, y hasta después se amigan....
    Jajajajajajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Vamos a llenar esas manos. Vamos a cerrarlas juntos. Apretemos con fuerza al caer.

    Abrazo, Jebu.

    ResponderEliminar
  9. "Nada de ésto se comprende entre los otros". Ponéle que me maten a piedrazos. Pero es lejos lo que más me gustó del texto. Es como la puerta cerrada de un mundo del que se escuchan algunos ecos.

    ResponderEliminar
  10. Dónde andás?
    La verdad es que uno no querría perderte el rastro...
    Volvé!!!!

    ResponderEliminar
  11. me raptaron en el campo...
    así es, pasan cosas raras por acá de vez en cuando, y estoy yendo y viniendo y es difícil recuperar el ritmo...

    -más allá de eso, no tengo más conexión satelital a interneck-

    graciasgraciasgraciassiempre
    yavolveré
    abrazoooo

    ResponderEliminar
  12. xaj... qué hermoso sería tener otras manos para llenar los vacíos esporádicos.
    bellííííísimo siempre tu paso

    ResponderEliminar
  13. don vito! gracias!! ahí me paso por tu blog ;)

    ResponderEliminar
  14. Fede J. B. qué increíble traducción que pudiste hacerme de esa frase... y es eso, un mundo lejano, es eso exactamente.
    gracias. abrazo

    ResponderEliminar

preparados, listos, ya